Sin categoría

Quebracho y cocaína. Carlos del Frade*

La dialéctica del quebracho y la cocaína. La escena tiene lugar en una aristocrática gran casona inglesa en la que funciona la oficina de las colonias. Un grupo de agentes de la corona debaten sobre la necesidad de seguir explotando los recursos naturales en distintos países del mundo que consideran suyo. Exterminaron el quebracho colorado en Santa Fe, república Argentina, y ahora irán por la mimosa, en Sudáfrica. El más sonriente y experimentado de los hombres de su graciosa majestad dice entonces que el misterio de gobernar países ajenos es, por sobre todas las cosas, controlar sus puertos, sus medios de comunicación, el transporte y sus fuentes de energía. Es una notable enseñanza de la historia de cualquier pueblo del tercer mundo. Es el principio de la película Quebracho, de los años setenta.

Read More
Sin categoría

Pibe bien. Naty Menstrual*.

Ayer conocí un pibito de esos que me gustan a mí, de esos que dibujo trazo a trazo a mano alzada con un marcador de sueños. Acompañaba a una amiga a tomar el colectivo, volvía a su casa después de haber compartido dos cervezas sin alcohol que terminaron siendo testigos de nuestros secretos.

Read More
Sin categoría

La vuelta de lo común. Ariel Weinman*

De qué orden es aquello que insiste para emerger como una interrupción de la vida corriente, una suspensión de las formas admitidas, un movimiento que sin moverse del lugar desgarra las estabilidades supuestas de una totalidad presumida y nombrada como “sociedad”, hasta dejarla en su impúdica desnudez. Hace un instante estaba regida por habitus estructurados y estructurantes, controlada por Big Datas omnipresentes que la presentaban en su más absoluta y trivial transparencia.

Read More
Sin categoría

Volver para radicalizar la democracia. Osvaldo Bayer*.

Hace poco, en una revista del exilio reproché a Alfonsín que se hubiera entrevistado con el cardenal Aramburu y los secretarios de las tres FFAA (todos símbolos representativos de la macabra dictadura militar y del apoyo de la jerarquía eclesiástica a los métodos representativos). Mi reproche se completaba diciendo que, en cambio, a las madres de Plaza de Mayo no las había recibido. Semanas después, mi reproche quedaba invalidado porque a fines de noviembre el presidente electo recibió, por fin, a las madres. Invalidado, pero no tanto, ya que las recibió sin duda alguna porque en esas cuatro semanas se había trastocado toda la política argentina. ahora las bancadas peronistas estaban interesadísimas, de golpe, en los derechos humanos. Hasta Herminio Iglesias se erigió en fiscal del futuro gobierno radical en lo atinente a los desaparecidos. Alfonsín, que siempre se había opuesto a una comisión bicameral investigadora, anunció a las madres su intención de propiciarla. Claro, el gobierno radical no podía iniciar su período dejando sin quórum a las cámaras cuando se tratara el tema. Aunque el radicalismo ya tiene un antecedente trágico: en 1922 dejó sin quórum a Diputados cuando se trató la investigación de la masacre cometida contra los huelguistas patagónicos.

Read More
Sin categoría

Olor a jazmín: entre octubre y diciembre. Ariel Pennisi*.

En las cercanías de diciembre de 2017 el amigo Federico Levín lanzó la invitación de pensar el olor a jazmín en relación a nuestros diciembres de revueltas callejeras y agites conurbanos. No prosperó. Tal vez sea éste el momento de compartir la breve historia que surgió entonces. Justamente ahora, que, parece, no habrá diciembre porque habrá octubre. Pero de eso se trata: no marchamos con anteojeras a la repetición de lo mismo, sino que nos lanzamos a la pregunta por lo que se agita de la vida en común, otra vez. La revuelta no es una fruta de estación, tendremos nuestros jazmines, pero ya sin la referencia dosmilunera; habremos de tirar los dados nuevamente.

Read More
Back To Top