Ariel Pennisi Florencia Carbajal

Crónicas y entrevistas 1

¿Es posible hacernos cargo del Común en tiempos de cuarentena? Alguien dijo que estas condiciones no producen en lo inmediato mayores modificaciones –más allá de lo obvio, es decir, el encierro–, sino que exagera rasgos preexistentes. En ese sentido, todo lo que no nos veníamos haciendo cargo del Común se expresa hoy como una imposibilidad aparentemente mayor. Sin embargo, conocemos, tomamos nota y nos enteramos de una red difusa de experiencias que ponen en juego con nueva vitalidad la pregunta inicial. Y se nos abre otra pregunta: ¿estaremos en condiciones de conectarnos unas con otras y todas las experiencias en las que la pregunta por hacerse cargo del Común vibra? Las articulaciones son múltiples: espacios autónomos de producción de tecnología, arte, cultura, sentido, comida, espacios institucionales como universidades públicas, sindicatos, viejos aliados como los movimientos sociales, las experiencias dosmiluneras, etc. Hasta el momento, la voz oficial que recorre los parlantes de cada hogar no hace mención a esa red ni a su vitalidad, es como si para la oficialidad que vive en cada uno de nosotros no formaran parte más que de una realidad paralela, bella, tal vez, elogiable por la bonhomía de intenciones e integrantes, pero lejanas a toda eficacia. Sin embargo, se recurre –e incluso es puesta como ejemplo– a la institución militar, es decir, el modelo de institución más reaccionaria, no solo con una historia de crímenes contra el Común a sus espaldas, sino con un presente vetusto, ineficaz a la hora de enseñarnos formas de relación que tengan algún interés, pero eficaz si se trata de la represión interna.

Read More
Salvador Schavelzon

Coronavirus: Apocalipsis, continuidad y efectos en América del Sur

Episodio IX
Sorprende la fuerza del Corona virus para cerrar tiendas, interrumpir la producción industrial, imponer un aislamiento social con un considerable daño económico. El Corona virus hizo realidad el sueño de muchos militantes revolucionarios al interrumpir la circulación de bienes, estableciendo una pausa indefinida en la opresión del trabajo y la realización de ganancias basadas en el modelo de producción. También hizo realidad, en Brasil y en otros lugares, lo que muchos economistas progresistas propusieron en foros de debate o cátedras universitarias, la aprobación de un ingreso básico con 100 millones de destinatarios, por un congreso conservador que hace unos días atrás hubiera ignorado la propuesta, o la habría considerado «comunista». El Corona puede incluso derrocar a los presidentes y exigir la confiscación de la infraestructura privada, alineando a toda la sociedad en función de su restricción. Muestra, como una fuerza de la naturaleza-sociedad, que el capitalismo no es eterno, sino frágil.

Read More
María Elena Ramognini*

Coronavirus y crisis civilizatoria: conexiones y desconexiones paradójicas

Episodio VIII
Hace unos meses ardía la Amazonía. Otros grandes incendios forestales proliferaban alrededor del planeta. La imagen de una hembra koala aferrada a su cachorro mientras las llamas devoraban los bosques en Australia nos arrancaba lágrimas de desesperación. En tantas otras zonas del planeta la minería a cielo abierto se devora los ríos, las piedras y la vida. En las llanuras, la agroindustria y la ganadería intensiva fusionan a la perfección el maltrato animal y la destrucción del hábitat produciendo alimentos a gran escala, no para paliar el hambre en el mundo, sino para generar una gigantesca acumulación de divisas que se concentra en pocas manos y no se reparte. Y mientras más se concentra y más se produce, mas aumenta el valor de cambio y más difícil es el acceso al alimento (para colmo, contaminados por agroquímicos).

Read More
Sergio Arboleya*

¿Qué ves cuando me ves?

Episodio VII
Demasiados entredichos presenta la pandemia por coronavirus que asola al mundo y no pocas acciones del gobierno argentino se suman a esa ensalada global –como el impulso a las fuerzas armadas y de seguridad para realizar tareas humanitarias o el desbande de jubilados en los bancos para percibir su magro salario– como para que un evento solidario, benéfico y televisado venga a sumar una innecesaria mancha más a la delicada e inédita situación.

Read More
Raúl Cerdeiras*

Capitalismo o existencia humana

Episodio VI
Si la crisis que provoca la pandemia del “coronavirus” porta algo alentador en términos de modificación de la realidad en que vivimos, es que puede acelerar la caída de una palabra tan universal como universal es su función de ocultar. Esa palabra es “economía”. Varias veces, intentando provocar, escribí sobre el tema afirmado que “la economía no existe”. La palabra economía se usa en el lugar de “capitalismo”.

Read More
Massimo De Carolis*

La amenaza del contagio.

Episodio V
Ahora que la tempestad mediática sobre el coronavirus comienza a aplacarse, dejando transparentar al menos algún dato razonablemente cierto, mientras el territorio nacional entero es sometido a un régimen de excepcionalidad nunca experimenbtado hasta ahora, quizás se pueda aventurar alguna consideración sobre el cruce entre el plano biológico y aquel político de la emergencia en curso, sin miedo a mezclar los dos niveles y contribuir así a la confusión general.

Read More
Ariel Pennisi Hernan Sassi Lucía Scrimini María Iribarren

No te alejes tanto de mí… algo está pasando

Episodio IV
Quisiéramos advertir la violencia de una medida, la cuarentena, en términos de comprensión de nosotros mismos: suspensión de las actividades (libidinales, económicas, ¡de cuidado!), encierro de niños y niñas sin contemplar la percepción bien distinta del espacio-tiempo respecto de un adulto (como insiste Lucía Scrimini), debilitamiento del sistema inmunológico, ensimismamiento psíquico, repliegue sobre la propiedad privada, hacinamiento y mayor exposición a enfermedades de quienes ya estaban expuestos por sus pésimas condiciones materiales de vida, entre otras cuestiones. Con una salvedad: hay anticuerpos económicos y subjetivos en la clase media que supimos conseguir… Quisiéramos, al mismo tiempo, señalar la violencia policial en condiciones de cuarentena como parte de una agenda democrática acuciante, así como el riesgo de ubicar a las instituciones militares en una especie de “nueva etapa”, cuando sigue tratándose de un modelo de institución basado en la obediencia debida, de extremo verticalismo (ni hablemos de patriarcado) y siempre disponible para los giros autoritarios de turno. Con otra salvedad: a las y los blancos de la clase media que supimos conseguir no nos cagan a palos tan seguido, ni nos humillan los uniformados. Quisiéramos ampliar las discusiones médicas y científicas de la hora, teniendo en cuenta que el ministro de Salud de la Nación dijo el 4 de marzo en una conferencia que se trata de “un síndrome gripal habitualmente con menos consecuencias que la gripe común… lo cual no quiere decir que sea fácil ni que la gripe común sea fácil”, o que el gobierno de India recomendó alimentación ayurvédica, entre otras posibilidades, o que algunos “locos” de distintas corrientes médicas y terapéuticas también tienen algo para decir y lo dicen. Con una última salvedad: para la clase media que supimos conseguir no hay nada más confiable que un profesional de la ciencia –si lleva guardapolvo, mientras no sea docente, mejor. Y, al parecer, “Quedate en casa” es una consigna que asume la hegemonía de una subjetivación difusa que por comodidad llamamos clase media. ¿Progresista? ¿Medio facha? Es cuestión de balcones con media hora de diferencia… Desde el punto de vista de la hegemonía de la consigna eso no importa.

Read More
Back To Top