24 de marzo en pandemia. Una crónica fotográfica

Crónicas y entrevistas XI

Johanna Bock*

 

Entre la disciplina partidaria, el movimientismo reducido, el museo a cielo abierto de las ideologías y la incomodidad por una vitalidad huidiza, Johanna Bock fue disparando con su cámara desde dentro de la situación. Todes encarnamos este 24 pandémico una pantomima entre voluntarista y abismada. No podíamos no estar -quienes lo hicimos en la calle o quienes se hicieron notar por la virtualidad-, el 24 nos mueve siempre… y, sin embargo, una perplejidad aun no lo suficientemente colectivizada, compartida, entorpece nuestro deseo de agite. ¿Es el encierro forzado? ¿Es que preferimos no mezclarnos con la derecha «rebelde»? ¿Son las vidas estalladas del presente? ¿O, por el contrario, la pandemia calza justo como coartada en un momento penoso para el agite? Ni el gobierno, ni las castas partidarias o sindicales parecen incómodos con el efecto desmovilizador que la pandemia consagra y algunes advertimos previo. Las ganas de calle nos desbordan tanto como el desgaste de las ganas… La disputa anímica nos llama paradójicamente: ¿tenemos ganas?
 

 

*Artista, activista y tejedora de redes. Vive y trabaja en Argentina, Alemania, Cuba, España y EEUU. Forma parte de Tabula Rasa NYC Theater and Performance Lab y Tertulia! International Art Residency. Colabora con Red Editorial