María Galindo

Las cinco pandemias que azotan el Culo del Mundo.

Episodio XLV
Como dice el maestro ensayista, Eduardo Grüner, no hubo una oferta seductora para la clase a medias que protagonizó los cacerolazos en reiteradas ocasiones durante la pandemia, ahora en defensa de unos empresarios con filiales truchas en Paraguay y abundantes cuentas offshore. O tal vez, sea la servidumbre voluntaria, ese descubrimiento del joven Etiénne de La Boètie en el siglo XVI, quien se atreve a arrojar el dardo en el centro de la teoría política: ¿por qué obedecen si podrían liberarse? O en otros términos, por qué se identifican con los intereses de quienes los oprimen. Claro, es la moral de esclavos denunciada por Nietzsche, que implica, contradiciendo a Hegel, que el esclavo no va a liberarse nunca porque goza y goza en su abyección. La cuestión es que al grito de “Todos somos Vicentín”, unos muertos de hambre que creen que la propiedad privada de un departamento con balcón y macetas es un atributo esencial e inalienable de los sujetos, se precipitaron abollando sus ollas más viejas ( por supuesto dejaron la baterías regalo de casamiento  y  las pesadas Essen en el fondo de los estantes) buscando complicidad en otros desorbitados propietarios.

Read More