Slider
Ariel Pennisi

Santiago Maldonado

Episodio LIV.
Un cadáver puede ser materia de verdad para la medicina y el poder judicial, pero la verdad en política es más compleja. Que los cadáveres hablan es un berretín de los fanáticos de series protagonizadas por peritos forenses. En este caso, no es precisamente el cadáver de Santiago Maldonado el que tiene que dar explicaciones, ni decir más de lo que ya dijo con sus gestos en vida.

Miguel Mazzeo

El prestigio de la anomalía. [La comunidad (auto)organizada]

Episodio LIII.
El desarrollo de unas funciones emancipatorias y el esbozo de una alternativa sistémica y civilizatoria exigen la recomposición del prestigio de la anomalía. La capacidad de reconocer las intenciones en las acciones; el intento de comprender lo humano desde lo comunitario como socialidad extensa o la vocación de los y las de abajo por erigirse en sujetos autónomos y antagonistas, competentes para moldear su organización social …

Mariano Pacheco

El Precariado en Acción (acerca de la Economía Popular)

Episodio LII.
Como sucedió con el denominado Movimiento Piquetero durante los años noventa del siglo XX, y con el lanzamiento del Primer Paro Internacional de Mujeres en 2017, el lanzamiento de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), en diciembre de 2019, situó a la Argentina, nuevamente, en uno de los sitios donde se vuelve a producir una importante novedad política.

Raúl Cerdeiras

Una grieta que une más que un candado

Episodio LI
. Aturden todo el día. De un lado gritan: “¡odian!”, del otro lado gritan: “¡odian!”. De un lado gritan: “¡mienten!”, del otro lado gritan: “¡mienten!”. De un lado gritan: “¡autoritarios!”, del otro lado gritan: “¡autoritarios!”. De un lado gritan: “¡no respetan al otro!”, del otro lado gritan: “¡no respetan al otro!”. De un lado gritan: “¡hay que acabar con la grieta!”, del otro lado gritan: “¡hay que acabar con la grieta!”. Me detengo acá para no seguir aturdiendo al lector.

Adrián Cangi

Voces abandonadas

Episodio L
No dejemos pasar gato por liebre. Las voces abandonadas insisten. Para que exista la “vida feliz” de unos pocos, nuestro mundo tuvo que haberse convertido en vigilancia estadística de la población, de la circulación de personas y bienes, de la salud pública en esta época de peste, de accidentes de la vida pública y de la disciplina de la circulación de los pobres, mendigos y vagabundos.

Catherina Calvet

Fuga hacia el paisaje. Entrevista a Jacques Rancière

Crónicas y entrevistas V
La siguiente entrevista trata del último libro de Jacques Rancière, Le temps du paysage. Aux origines de la révolution esthétique (La Fabrique, 2020), de próxima publicación en la colección “Contemporáneos” de Red Editorial, bajo el título de El tiempo del paisaje. Los orígenes de la revolución estética.

Crónicas y entrevistas

A dos años de los despidos en Télam: memoria y balance de un triunfo

Crónicas y entrevistas IV
El 26 de junio de 2018, el entonces directorio de la Agencia Nacional de Noticias Télam, presidido por Rodolfo Pousá y bajo estrictas órdenes de Hernán Lombardi, decidió despedir a 354 trabajadoras y trabajadores. Unos meses antes ya había echado a tres compañeres.

Luis Lea Place

Pensamiento arbóreo*

Episodio XLVII
Tres cuartas partes de los patógenos emergentes que infectan a los seres humanos son transmitidos por animales, muchos de los cuales son criaturas que viven en hábitats forestales que talamos y quemamos para “despejar” la tierra para cultivos, pero también para construir plantas de biocombustibles, minas y viviendas. Cuanto más nos adentramos en estas actividades, más nos ponemos en contacto con animales salvajes que llevan microbios adaptados para matarnos. Cuanto más concentremos estos animales en áreas más pequeñas donde puedan intercambiar microbios infecciosos, más probable será que veamos surgir nuevas cepas. El desbroce de tierras reduce la biodiversidad, y las especies que sobreviven tienen más probabilidades de albergar enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos. Todos estos factores conducirán a una mayor propagación de los patógenos de los animales a los humanos.

Alexandre Aget (UP’ Magazine, Francia)

Jane Goodall: coronavirus y catástrofe de especie.

Crónicas y entrevistas III
Tres cuartas partes de los patógenos emergentes que infectan a los seres humanos son transmitidos por animales, muchos de los cuales son criaturas que viven en hábitats forestales que talamos y quemamos para “despejar” la tierra para cultivos, pero también para construir plantas de biocombustibles, minas y viviendas. Cuanto más nos adentramos en estas actividades, más nos ponemos en contacto con animales salvajes que llevan microbios adaptados para matarnos. Cuanto más concentremos estos animales en áreas más pequeñas donde puedan intercambiar microbios infecciosos, más probable será que veamos surgir nuevas cepas. El desbroce de tierras reduce la biodiversidad, y las especies que sobreviven tienen más probabilidades de albergar enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos. Todos estos factores conducirán a una mayor propagación de los patógenos de los animales a los humanos.

María Galindo

Las cinco pandemias que azotan el Culo del Mundo.

Episodio XLV
Como dice el maestro ensayista, Eduardo Grüner, no hubo una oferta seductora para la clase a medias que protagonizó los cacerolazos en reiteradas ocasiones durante la pandemia, ahora en defensa de unos empresarios con filiales truchas en Paraguay y abundantes cuentas offshore. O tal vez, sea la servidumbre voluntaria, ese descubrimiento del joven Etiénne de La Boètie en el siglo XVI, quien se atreve a arrojar el dardo en el centro de la teoría política: ¿por qué obedecen si podrían liberarse? O en otros términos, por qué se identifican con los intereses de quienes los oprimen. Claro, es la moral de esclavos denunciada por Nietzsche, que implica, contradiciendo a Hegel, que el esclavo no va a liberarse nunca porque goza y goza en su abyección. La cuestión es que al grito de “Todos somos Vicentín”, unos muertos de hambre que creen que la propiedad privada de un departamento con balcón y macetas es un atributo esencial e inalienable de los sujetos, se precipitaron abollando sus ollas más viejas ( por supuesto dejaron la baterías regalo de casamiento  y  las pesadas Essen en el fondo de los estantes) buscando complicidad en otros desorbitados propietarios.

Alejandra González

De ollas, servidumbres y ficciones.

Episodio XLV
Como dice el maestro ensayista, Eduardo Grüner, no hubo una oferta seductora para la clase a medias que protagonizó los cacerolazos en reiteradas ocasiones durante la pandemia, ahora en defensa de unos empresarios con filiales truchas en Paraguay y abundantes cuentas offshore. O tal vez, sea la servidumbre voluntaria, ese descubrimiento del joven Etiénne de La Boètie en el siglo XVI, quien se atreve a arrojar el dardo en el centro de la teoría política: ¿por qué obedecen si podrían liberarse? O en otros términos, por qué se identifican con los intereses de quienes los oprimen. Claro, es la moral de esclavos denunciada por Nietzsche, que implica, contradiciendo a Hegel, que el esclavo no va a liberarse nunca porque goza y goza en su abyección. La cuestión es que al grito de “Todos somos Vicentín”, unos muertos de hambre que creen que la propiedad privada de un departamento con balcón y macetas es un atributo esencial e inalienable de los sujetos, se precipitaron abollando sus ollas más viejas ( por supuesto dejaron la baterías regalo de casamiento  y  las pesadas Essen en el fondo de los estantes) buscando complicidad en otros desorbitados propietarios.

Economía

El futuro de Vicentín. Dólares para el desarrollo y alimentos para el pueblo

Crónicas y entrevistas II
Los casos registrados en esta nota forman parte de una larga saga, que tiene como responsables victimarios a parte del empresariado sojero (y otros rubros) en complicidad con sectores políticos, policiales, judiciales y comunicacionales, quienes desplazan a los habitantes de sus territorios y viviendas, los amedrentan, golpean y hasta asesinan recurriendo a sicarios, grupos de choque o, en algunos casos, las propias policías locales. Es un comportamiento histórico del empresariado depredador que atenta directamente contra las formas de vida respetuosas de los demás y del ecosistema, contra culturas que enriquecen a nuestro país y tradiciones muy valorables desde el punto de vista comunitario y por su capacidad de construir una vitalidad fundada en la hermandad y la composición con la diferencia. Por su parte, el MOCASE es producto del deseo de buen vivir de las comunidades y de la capacidad de lucha que éstas dejan ver cuando la agresión a sus vidas y a la tierra misma como parte de éstas arremete. (Revista Ignorantes)

Crónicas y entrevistas

La pandemia de los empresarios y terratenientes. MOCASE informa…

Crónicas y entrevistas II
Los casos registrados en esta nota forman parte de una larga saga, que tiene como responsables victimarios a parte del empresariado sojero (y otros rubros) en complicidad con sectores políticos, policiales, judiciales y comunicacionales, quienes desplazan a los habitantes de sus territorios y viviendas, los amedrentan, golpean y hasta asesinan recurriendo a sicarios, grupos de choque o, en algunos casos, las propias policías locales. Es un comportamiento histórico del empresariado depredador que atenta directamente contra las formas de vida respetuosas de los demás y del ecosistema, contra culturas que enriquecen a nuestro país y tradiciones muy valorables desde el punto de vista comunitario y por su capacidad de construir una vitalidad fundada en la hermandad y la composición con la diferencia. Por su parte, el MOCASE es producto del deseo de buen vivir de las comunidades y de la capacidad de lucha que éstas dejan ver cuando la agresión a sus vidas y a la tierra misma como parte de éstas arremete. (Revista Ignorantes)

Bruno Cava

Renta Universal: movilización social y Commonfare

Economía IX
Para hacer un gasto tenemos dos opciones. Podemos gastar lo que tenemos o lo que no tenemos al momento de gastar. En el primer caso, tenemos dinero recibido anteriormente, como ocurre con el pago del salario. En el otro caso, lo tomamos prestado. ¿Cuál es la diferencia? En el segundo caso, pagamos intereses, es decir, un precio por el crédito obtenido.

MultiNômade

Contra el golpe. Por la democracia en Brasil…

Episodio XLV
Por una coincidencia cargada de un poderoso simbolismo, el monopolio FAKE de las manifestaciones FAKE de las milicias presidenciales fue quebrado en junio. Al igual que en 2013, una serie de manifestaciones en favor de la democracia comenzó en mayo en Porto Alegre, continuando en junio en la Avenida Paulista. Las manifestaciones del 7 de junio de 2020 fueron consistentes, se extendieron de norte a sur y con un fuerte potencial de crecimiento. Los que obligadamente debían respetar el encierro estaban en las ventanas, golpeando ollas y aplaudiendo a los manifestantes.

Eduardo Grüner

Barro mental y moral de esclavos

Episodio XLIV
Cuando yo era un jovenzuelo estudiante, en los años 60, trabajaba, para sostenerme, como empleado en el Banco de la Nación. El mismo banco que, por directivas del gobierno de Macri, le otorgó la conocida dádiva a la empresa Vicentin. Recuerdo que tenía un compañero –músico de jazz, filósofo al paso y militante de PB (Peronismo de Base)– que solía decir que lo único peor que un amo explotador era el esclavo que se pasaba al lado del amo.

Alejandro Olmos Gaona

Las deudas del macrismo y las visiones sesgadas de la realidad

Economía XIV
En el mundo de las interpretaciones en el que vivimos, resulta más cómodo dedicarnos a cultivarlas, reproducirlas, y defenderlas, antes que ir a las fuentes, buscar documentos, cotejar datos y referencias, e ir a los archivos. Es claro que no resulta divertido leerse las 4000 páginas de un presupuesto, sumergirse en los prospectos de la emisión de bonos, donde se abusa de reiteraciones, y en muchos casos de un lenguaje críptico, solo para entendidos. Si bien es fácil y ameno leer los diarios por internet, no lo es dedicarse a la lectura del Boletín Oficial, donde se consignan decretos y resoluciones, que deberían conocerse antes de opinar livianamente sobre cualquier cosa, todo lo cual se traduce en muchos opinadores, y muy pocos los que conocen o tratan de ir un poco más allá de los slogans, los clichés, y la fraseología habitual a la que es tan adepta la dirigencia política. Así nos va.

Christian Ferrer

El mecanismo

Episodio XLIII
El último Pájaro Dodo fue visto en la isla Mauricio en el año 1662, veinticuatro años después de la llegada de los holandeses. Ese fue el tiempo que les llevó exterminar a todos los ejemplares de esta ave de un metro de altura e incapaz de volar. Fue cuestión de devastar los bosques, introducir animales exógenos al ecosistema existente y darles caza por el sólo gusto de hacerlo, lo que no era faena compleja, pues no teniendo registrado a los seres humanos como depredadores –la isla estaba deshabitada–, los dodos no desconfiaban. De su porte tenemos alguna idea a partir de descripciones y láminas de la época. Había un ejemplar embalsamado en un museo de Ámsterdam, pero se estropeó y acabó en la basura. Hoy sólo se conservan un huevo y un esqueleto desenterrado en el año 2007.