Slider
Crónicas y entrevistas

A 2 cuerpos

Crónicas y entrevistas I
Era habitual, en la universidad, reunirnos para evaluar un reclamo estudiantil, alguna actividad o intervención. Era habitual, cruzarnos en los pasillos. Tomar mate con lxs otrxs delegados del Centro.

Edgar Morin

La crisis sanitaria del Covid 19 y el riesgo de Estados neo-totalitarios

Episodio XXXXI
Es evidente que una situación excepcional requiere medidas excepcionales y que una situación de emergencia requiere medidas de emergencia. Sin embargo, cabe preguntarse si el concepto de “estado de excepción” no rigidiza lo excepcional al implicar esencialmente la suspensión del derecho común, y si, en ese sentido, el estado de excepción no tiene un componente represivo ausente en el concepto de urgencia. De hecho, el poder político ha impuesto el confinamiento para frenar la propagación del contagio, pero esta medida (que podría haberse evitado o acortado si hubiéramos tenido un número adecuado de testeos, máscaras y posibilidades de hospitalización) no es concentracionaria y no puede sino ser provisoria. Del mismo modo, una imposición de máscaras, aunque sea generalizada, no puede ser vista como una medida totalitaria.

Miguel Mazzeo

Malestar en la política. La comunidad (auto)organizada

Episodio XXXX
La crisis de las instituciones burguesas tradicionales y el desinterés por la política o, lisa y llanamente, el rechazo a “la política” por parte de las clases subalternas y oprimidas (y también de otras clases y fracciones de clase) pueden verse como efectos y síntomas de la acumulación de resentimiento pasivo y generalizado, como la expresión de un repudio espontáneo a la objetividad social y política impuesta por las clases dominantes y el capital e instituida por el Estado. Una objetividad enajenante que cosifica la política y la reduce a un fenómeno ideológico.

Federico Delgado

República de la impunidad

Episodio XXXVIV
Ningún grupo humano puede vivir sin premios y castigos. La ley es el medio para ordenar la convivencia entre los humanos. Cuando ella rige, pero no se cumple, fabricamos violencia. En una república la ley nos expresa a través de las instituciones que hacemos y rehacemos cada día en las que yace el poder que delegamos en nuestros representantes. Por ello, aplicar la ley es algo más que dictar sentencias. Es también un modo de hacer docencia para generar valores que respeten la apuesta republicana en clave democrática. Si la ley funciona mal hay corrupción, impunidad y violencia.

Santiago M. Roggerone

Tinta roja. Marx visita a George Floyd

Episodio XXXVIII
En abril de 1848, el Dr. Karl Marx está de regreso en Alemania. El exilio lo había llevado a Francia, a Bélgica y luego de nuevo a Francia. La oleada revolucionaria desatada ese año, y en particular el estallido que tiene lugar en marzo en los Estados germanos, lo obligan a regresar a aquel sitio endiablado que había abandonado tiempo atrás –“En Alemania ya no tengo nada que hacer. Aquí uno se falsea a sí mismo”, había escrito un 25 de enero de 1843 a su por entonces amigo Arnold Ruge (1). Nuevamente en alianza con la fracción progresista de la burguesía renana, nuevamente abrazando el oficio del periodismo, optará por ponerse a la cabeza de la batalla contra el feudalismo, el absolutismo y la reacción.

Economía

La posición del gobierno ante la deuda

Economía VII
Las expectativas ocupan un rol muy determinante entre nuestros contemporáneos y, por ende, en todas las actividades que desarrollamos. No es insistente aclarar que todo está atravesado por lo económico y lo psicológico, pero justo en este momento, la interacción entre estos elementos está en un período de destacada agitación. Esta pandemia ante la cual nos defendemos con aislamiento social preventivo, causa un nivel de incertidumbre inédito, sobre un deterioro también inédito de la actividad económica que se ha discontinuado como la mayoría de las actividades sociales. La incertidumbre de algo que no tiene precedentes, no cuenta con la sabiduría ni de libros ni de los ancianos, porque nadie lo vivió, entonces los temores y el desconcierto acentúan la sensación de incertidumbre. Y vale aclarar que los miedos siempre se alían con las expectativas pesimistas, de modo que es mejor intentar aclarar algunas cuestiones, con vistas a conseguir brindar al menos un mínimo de alojo en este escenario desconocido.

Ornella Barona Zallocco

Se derrama sangre por nuestras vulvas

Episodio XXXVII
El 28 de Mayo se ha determinado como el “día internacional de la higiene menstrual” por considerarse que aproximadamente los ciclos menstruales son de veintiocho días, y la duración del sangrado es de aproximadamente cinco días. Sin embargo, teniendo en cuenta que no todos los ciclos tienen la misma duración, la modificación urgente y necesaria del cualitativo “higiene” por salud, como así también la politicidad de dicha temática, da cuenta de la necesidad de visibilizar el ciclo menstrual no sólo un día en el año, sino durante todo el mes de mayo. Particularmente, en estas contingencias esta fecha converge con la extendida cuarentena por el COVID 19. En este sentido, las vivencias de los sangrados de las personas menstruantes (en confinamientos con privilegios) han podido “librarse” al menos ilusoriamente de la disciplinadora mirada social, permitiéndose sangrados más cómodos de ropas y de gestiones. Muchas personas menstruantes incluso han podido omitir los enfáticos discursos de las campañas publicitarias de productos de gestión menstrual descartables como toallitas y tampones, experimentando el sangrado libre…

María Iribarren

Raymundo: el hombre de la cámara.

Episodio XXXVI
Hay fechas que debilitan la tribulación de la pandemia hasta reducirla a polvo. Sin ir más lejos, este 27 de mayo se cumplen cuarenta y cuatro años de la desaparición de Raymundo Gleyzer perpetrada durante los primeros meses de la dictadura cívico-militar. En el acontecimiento de esa muerte, confluyen los afanes artísticos y políticos de una generación (acontecimientos otros que tiñeron de carmesí la década del 60 y los primeros años de la siguiente), entonces masacrados (física y simbólicamente) por el terror estatal.

Ariel Pennisi

Primero de Mayo: la fiesta amarga

Episodio XXXV
“Prácticamente somos hombres inútiles, porque a las empresas, a los monopolios, lo único que les interesa es hacerse más ricos, más ricos cada vez, a costa de nuestra vida. Nuestra vida vamos a dar, sí, vamos a dar nuestra vida, pero reclamando lo que tenemos que reclamar, haciendo justicia, pedir que se haga justicia… ¿y la justicia cómo la vamos a hacer?: movilizando…”

Humor gráfico

Revolución

Humo gráfico III
Langer/Mira

Canciones

Hacer música en cuarentena

Canciones II
Soy una mujer trans. Durante una gran parte de mi vida, en la que yo no podía visibilizarme como quien soy, la composición musical me aseguraba que yo existía. Más adelante, ya transicionada, descubrí que en muchísimas ocasiones seguía siendo invisible, y la música me seguía otorgando existencia. Así se fue transformando no sólo en mi lenguaje, sino también en parte de la imagen que yo proyectaba sobre el mundo, en este caso una imagen sonora. Hoy que la cuarentena nos ha invisibilizado a todes, no ha cambiado absolutamente nada. La música sigue siendo el lenguaje con el que hablo, incluso cuando hablo sola.

Edgar Morin

Festival de incertidumbres

Episodio XXXIV
Pertenecí a la minoría que preveía catástrofes en cadena provocadas por el desbocamiento incontrolado de la globalización técnico-económica, entre ellas las resultantes de la degradación de la biósfera y de las sociedades. Pero en modo alguno preví la catástrofe viral. Sin embargo, sí hubo un profeta de esta catástrofe. Es Bill Gates, quien en una conferencia en abril de 2002 anunciaba que el peligro inmediato para la humanidad no era nuclear sino sanitario. Había visto en la epidemia del ébola, que por suerte fue dominada muy pronto, el anuncio del peligro mundial de un posible virus con mayor poder de contagio. Expuso las medidas de prevención necesarias al respecto, entre ellas el adecuado equipamiento hospitalario. Pero, a pesar de esta advertencia pública, nada se hizo ni en Estados Unidos ni en ninguna otra parte. Y es que el confort intelectual y el hábito se horrorizan ante los mensajes que los perturban.

MultiNômade

El virus y la paradoja de la democracia

Episodio XXXIII
El primer consenso que podemos extraer de la pandemia del COVID-19 es el fracaso de todos los gobiernos del mundo, con la excepción de algunos países pequeños de Asia, de anticipar y organizar una respuesta al problema. Desde la represión, en el caso chino, al primer médico que advirtió sobre la aparición del nuevo virus, hasta la indiferencia e inercia de los países europeos, el apego a la normalidad llevó a los gobiernos a perder un tiempo precioso que costó y costará decenas de miles de vidas. Del otro lado del Atlántico (o Pacífico), la situación es peor. En los casos de Trump (EE. UU.), López Obrador (México) y Bolsonaro (Brasil), la incredulidad se ha convertido en acción política, convirtiendo la postura antisistema en un verdadero destrato organizado contra la sociedad. Frente a una realidad que se ha impuesto, el caso brasileño es aún más grave, representando hoy al único país (con la excepción de Bielorrusia), cuya máxima autoridad no solo minimiza el problema, sino que defiende que las muertes deberían ser parte de la rutina del país, cueste lo que cueste.

Gabriel Montoya

El antisemitismo y los símbolos

Episodio XXXII
Tras más de dos meses cuarentena, con pocas informaciones que escapen al contexto pandémico actual y con la sociedad hiperconectada y expuesta al bombardeo mediático, surgen discusiones que pueden parecer banales, pero llevan intrínsecamente aspectos relacionados con desarrollos históricos poco abordados. Y ya sea por oportunismo político o alineamientos partidarios apelan a una memoria selectiva y hasta simplista.

Toni Negri

(Europa) Los patrones buscan el shock

Episodio XXXI
Europa se partió en dos por el coronavirus y se partirá aún más duramente por sus consecuencias económicas y sociales: esta percepción es incuestionable cuando se observan los informes de la pandemia, y se traduce claramente por los diferenciales en el alcance de la crisis del producto bruto interno y/o la deuda pública de los países. La sentencia de la Corte de Karlsruhe (Alemania) del 5 de mayo de este año volvió más dramáticos estos dualismos al ordenar al Banco Central Europeo que no mutualizara, en modo alguno, sus intervenciones en apoyo de los Estados miembros de la UE y, por lo tanto, ordenó al Banco Central de Alemania que no cooperara con la labor del Banco Central Europeo –en caso de que se estableciera el «delito de mutualización». El problema que queremos examinar aquí no es de carácter jurisdiccional: el Tribunal de Justicia de la Unión Europea respondió inmediatamente al requerimiento del Tribunal Federal de Justicia de Alemania y lo declaró incompetente en cuanto a la cuestión de fondo.

Humor gráfico

Dibujos en tiempos de coronavirus (parte I)

Humor gráfico II
(Micael Queiroz) Nací en París en el año 1982. Luego de pasar toda mi infancia y adolescencia en Buenos Aires, volví a París, ciudad en donde vivo y trabajo como dibujante.

Raoul Vaneigem*

Lo que ya no queremos es el fermento de lo que queremos

Episodio XXX
El shock del coronavirus no ha hecho más que ejecutar el juicio que pronuncia contra sí misma una economía totalitaria basada en la explotación del hombre y de la naturaleza.
El viejo mundo desfallece y se derrumba. El nuevo, consternado por la acumulación de ruinas, no se atreve a retirarlas; más asustado que resuelto, lucha por recuperar la audacia del niño que está aprendiendo a caminar. Como si haber llorado mucho tiempo por el desastre hubiera dejado al pueblo atónito. Sin embargo, quienes han escapado de los tentáculos mortales de la mercancía están de pie entre los escombros. Están despertando a la realidad de una existencia que ya no será la misma. Desean liberarse de la pesadilla que les ha asestado la desnaturalización de la tierra y de sus habitantes.

Donatella Di Cesare

El virus soberano

Episodio XXVIV
Escaneo térmico en los aeropuertos, control del territorio, cuarentena para los posibles infectados y luego barbijos, medidas preventivas, lavado frecuente de manos… ¿Será suficiente? El miedo a la contaminación se hace palpable. Sería mejor evitar los lugares públicos, encerrarse en el espacio de la intimidad doméstica, donde el temido coronavirus, el “enemigo invisible”, que tiene un nombre tan soberano, difícilmente podría penetrar. Algunos sostienen que los impulsos que llevan a erigir barreras o directamente a la construcción de muros, son atávicos, que tanto el miedo al extranjero, es decir, la xenofobia, como el miedo a todo lo foráneo, es decir, la exo-fobia, parecen naturales en la era de la globalización. Un paso más y también terminaremos considerando al racismo como algo natural, una tesis que circula aquí y allá, sin detenerse por unas simples objeciones. Y el racismo es realmente un virus muy poderoso. Pero, ¿será la pulsión de seguridad, de hecho, completamente natural, y la política no tendría nada que ver?